EL CLUB DE LOS SOÑADORES

sábado, 14 de agosto de 2010

CARA A CARA CON LA IMPOSIBILIDAD

Durante las últimas semanas estuve bastante ocupado porque realicé un curso de postgrado en la Universidad.

Si bien me gustó mucho todos los temas trabajados, la angustia me invadió cuando me encontré rodeado de personas de mi edad, de mis excompañeros de facultad, quienes tenían becas de investigación en la Universidad o en CONICET, cargos docentes en la Facultad o iniciaban su doctorado…

Mientras cada uno se presentaba contando sus "hazañas épicas" profesionales, yo me sentía insignificante… esa terrible sensación de que uno se vuelve "chiquito"... Sentía vergüenza por comparado con ellos era un "don nadie" al que miraban con cierto dejo de superioridad... Era el "chico pobre" en medio de la realeza... Algo así como un osado espadachín que desafia a los mismos caballeros del rey...

Todo lo que podía decir sonaba tan pobre y estúpido comparado con lo que ellos habían verbalizado... De modo que tímidamente dije mi nombre y que estaba en ese curso porque quería aprender un poco más. ¿Qué otra cosa podía decir delante de esa “élite intelectual”? ¿Decir que tuve que hacer mi carrera trabajando muchas horas en cosas que no me gustaban, que tuve muchos trabajos antes de ejercer como profesional universitario, que sostengo económicamente a una familia disfuncional, que mes a mes tengo que pagar todo tipo de impuestos y que a veces no me alcanza el sueldo para ello, que soy un soñador incurable que desahoga sus penas en un blog de internet? Allí me dí cuenta que estaba rodeado de toda esa gente que por sus títulos ganaría cualquier concurso, porque aquí en Argentina los concursos no los ganan por capacidad sino por la cantidad de “cartoncitos” o credenciales que se obtengan… Y conseguir todo eso insume tanto tiempo y dinero (mucho dinero) que hace que investigar o ser docente universitario se acote a unos pocos... Y yo siempre quise ser investigador o profesor en la universidad, pero no por prestigio, sino por vocación; pero eso no lo tiene en cuenta este sistema en el cual sobrevive el más apto económicamente hablando: los que no necesitan trabajar para mantenerse, los que tienen la suerte de que alguien compense el salario bajo que otorga una beca de investigación de carácter exclusivo o un cargo docente... Porque para llegar a ocupar un cargo "muy bien rentado" uno tiene que pasar por ese sistema cruel, que le quita oportunidades a los que menos tienen...

En fin, esa situación me puso un poco triste, como toda situación que nos contacta con la "imposibilidad". Sin embargo, soy un soñador y no dejo de soñar un sólo instante en que un día voy a doctorarme, en que voy a investigar y publicar libros, en que voy a dar cursos en las mejores universidades... De algo estoy seguro: Lo único que sé hacer en la vida es perseverar, intentar una y otra vez hasta conseguir lo que quiero, lidiar con todo tipo de problemas, no darme por vencido ni aún vencido, levantarme después de las peores caídas y soy tan fuerte como un roble viejo...

¿A alguno de ustedes le sucede algo similar?

13 comentarios:

  1. Nano! ese es el espíritu! las cosas buenas cuestan.. y cuando se nos dan fáciles no las valoramos.. parece injusto, pero si esa es tu realidad.. que honor poder ser testigo de los sueños de alguien que no se vence y que sigue luchando! un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Yo pienso lo mismo que tu no porque tengan muchos titulitos son mejores personas que tu igual son inteligentes pero no saben valerse en la vida eso nunca lo sabras no te sientas un bicho raro por estar al lado de ellos quizás ellos tambien tengan un blog en internet donde cuenten lo infelices que son por no relacionarse con la gente y dedicarse a los libros quien sabe?? animo!! Todo llega...

    ResponderEliminar
  3. Si algo no soporto de algunas personas es, sin lugar a dudas, ese afán que tienen por ser más que otros. Permiteme que te cuente una pequeña historia (vengo de parte de Bimbi, por eso me doy el placer de explallarme)
    Yo tambíen me he pagado mis estudios trabajando, mi familia me dió lo que pudo y yo me busqué lo demás, aunque para mi madre nunca haré lo suficiente ni seré taan superbuena en algo como para que este orgullosa de mi(hija, desde luego podías haber hecho otra cosa, medicuchos de familia hay muchos, y aunque yo la explique que soy en mi trabajo muy buena, que la vida de muchas personas pasa por mis manos todos los días y vivo la medicina mejor que muchos csrdiologos de gran renommbre a ella le da igual)Siempre he sido muy luchadora y como tú, mantengo a dos familias...a veces digo que he dejado de soñar, que ya no tengo ilusiones y me asusta haberme vuelto así, quizá he soñado demasiado y me he llevado tantas tortas que me he vuelto asquerosamente realista, pero es lo que hay, cuando me planteo un sueño y veo que es irrealizable lo aparco. Habré soñado demasiado?

    ResponderEliminar
  4. Me pasa parecido, desde niño al ser el hermano mayor y al morir papá, me enfoque en el trabajo que deje la escuela para atender el negocio, hoy alos 32 años, apenas me he querido titular por que, como tu dices, te hacen menos no tanto por tus concimientos o experiencias sino por tu mendigo papelito,y uno mismo se siente menos ante los demas y eso esta mal..yo si sueño con terminar mis estudios, aunque se qhuye al ser papa es mas dificil, pero no me importa, deseo darme ese capricho jeje para eso existen los soñadores, verdad
    saludos

    ResponderEliminar
  5. Nano...¡no sabes cómo valoro a los que luchan tanto como tu! mereces que todo te vaya lindo...mereces conseguir tus logros en estudios y trabajos....Un beso enorme

    ResponderEliminar
  6. Jamás te sientas insignificante, porque no lo eres.

    ResponderEliminar
  7. Nano lo único que importa es lo que vos pienses de vos mismo. Cariños.

    ResponderEliminar
  8. Los demás no importan, solo tu! Tus compañeros han tenido tantas facilidades que para mí pierden todo su valor. Tu siempre has sido un luchador, te lo has currado para conseguir tus sueños y poco a poco los vas consiguiendo.

    Tu tesón y tu esfuerzo ha hecho que estés haciendo ese curso por tí mismo, no como el resto que están ahí porque mamá y papá le han facilitado todo.

    Yo he trabajado desde muy jovencito, me pagué mis estudios, mi carnet de conducir, mis salidas y me siento muy orgulloso de no haber dependido nunca de nadie. Así que no te sientas insignificante porque de todos ellos eres el que más vale!

    Un beso

    UT

    ResponderEliminar
  9. Amigo, la verdad que es algo triste lo que contas, como sabrás, yo aún como alumno ocupo un puesto es la universidad a la que asisto y me costó mucho llegar a ese primer pequeño escalón que muchos, lamentablemente, hoy quieren sabotearme; Yo no tengo un título, ni postgrados, ni nada, sólo, al igual que vos, tengo perseverancia, voluntad de progreso y ansías de educar a personas de mentes nuevas que enseñen a dar oportunidades a todos aquellos que las busquen...

    ResponderEliminar
  10. jajaja
    yo soy mucho mas joven que tu pero por lo que veo el mundo no es mucho mas diferente para adultos y adolescentes. Hace poco cuando comenze mi bachillerato tope de frente tambien con la joven realeza esa elite de niños de papa que a todos miran por encima del ombro y solucionan todo creando un teatrillo y torturando a los que nunca tuvimos ni si quiera podremos soñar con tener tan solo el dinero que ellos derrochan
    Pero como me dijo una muy buena amiga mia, su corazon nunca estará lleno solo su bolsillo, tratare siempre de llenarlo de amor
    yo que tu intentaria lo mismo
    olvidate de ellos y sueña y se feliz

    ResponderEliminar
  11. La verdad que no se que habrás estudiado, pero por mi parte como estudiante de letras te digo que sé lo que es estar rodeado de una especie de "elite intelectual" y por supuesto quedar siempre minimizado.
    En fin, supongo que esas cosas pasan en todos lados, y es cierto que sin acumulación de "cartoncitos" no se puede llegar muy lejos. Es triste y determinante, pero así es el sistema en el cual vivimos. Aunque quizás, como soñadores podríamos y deberíamos pensar que existen las exepciones o no?

    ResponderEliminar
  12. No dejes de persreguir tus sueños, si tú no consigues realizar lo que deseas nadie más lo hará...Porque tienes esa fuerza especial...Me encantaría que te atrevieras y nos contaras un poco de que van tus novelas.
    Bkñsss
    ...No te sientas inferior a esas personas que segurop tuvieron la vida más fácil que la tuya...

    ResponderEliminar
  13. GRACIAS A TODOS POR SUS COMENTARIOS... por todo el aliento que me dan con sus palabras, por compartir conmigo sus experiencias...
    Un fuerte y cálido abrazoo para todos!

    ResponderEliminar

Otros soñadores dicen...